Nesting, no salir de casa está de moda
52223
post-template-default,single,single-post,postid-52223,single-format-standard,edgt-core-1.1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,fade_push_text_right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

No salir de casa en todo el fin de semana ahora está de moda, llega el ‘nesting’

 

El ‘nesting‘ o la tendencia a no salir de casa en todo el fin de semana ya es una realidad y ha venido para quedarse. El pasado viernes el diario El País publicaba un artículo en el que explicaba la nueva moda haciendo referencia a que quedarse en casa rebaja la ansiedad e ilumina la mente. Además, el diario exponía que una buena decoración del hogar ayuda en esta vertiente, ¿qué opináis vosotros?

 

El término viene de ‘nest’, ‘nido’ y significa algo así como ‘quedarse en el nido’. Hace unos años ya oíamos hablar de algo parecido con el ‘cocooning‘, que también promovía el hecho de encerrarnos en casa. Como todo en la vida, el ‘nesting’ debe realizarse con un término medio, no se trata de quedarnos en casa y no salir nunca más pero de vez en cuando un fin de semana de disfrutar de nuestro hogar y de no hacer nada, no está nada mal.

 

Nosotros te recomendamos que si vas a seguir esta moda, aproveches para redecorar tu hogar, algo que como mucho solemos hacer una o dos veces en nuestra vida. Hoy te traemos 5 decoconsejos muy fáciles de llevar a cabo para que practicar el ‘nesting sea todavía más placentero.

 

1. Juega con los espacios

Redistribuir los muebles auxiliares buscándoles una nueva función y espacio, junto con pequeños detalles como renovar los marcos de los cuadros, consiguen dar una nueva vida al hogar.

 

nesting-loladerek-decoracion

2. Dale un aire nuevo al textil

Una habitación puede cambiar muchísimo simplemente cambiando su textil. Si tus paredes están pintadas en tonos claros, rompe la monotonía con una colcha de colores. Si, por el contrario, son de tono oscuro, es mejor utilizar una colcha lisa de colores claros.

Además, conseguirás un importante efecto con solo cambiar los cojines. El cambio de estampado y colores ha de ser bastante radical para que la vuelta a la rutina no sea tan dura. Si para el sofá y las paredes escogiste colores neutros, dale una nota de color al salón. Pero si no eres de cojines, puedes añadir jarrones u otros objetos decorativos que aviven tu estancia.

 

3. Enmarca nuevas fotografías

Los portafotos son una buena opción para recordar a personas importantes en nuestras vidas. Seguro que has hecho algún viaje hace poco o has tenido un día especial del que guardes un bonito recuerdo. ¿Qué mejor idea que enmarcarlo para tu hogar?

 

4. Renueva las alfombras

Las alfombras ayudan a rellenar algunos espacios y llenarlos de color. No olvides prestar atención al tono del suelo y elige una alfombra que combine con él. Ten en cuenta también las tonalidades del resto de los textiles de la estancia y no tengas miedo de arriesgar con los estampados: ¡son una apuesta segura!

 

5. Disfruta de nuevos aromas 

Llena de aromas tu hogar. Investiga el que más te gusta y más se adapta a tu personalidad ya relajarse se ha dicho. Tanto los ambientadores mikado como las velas aromáticas darán a tus momentos ‘nesting’ ese toque de relax que necesitan.

 

Y hasta aquí nuestra lista de consejos para practicar la moda de no hacer nada. ¿Cuándo empezamos?

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.